Multiplicar la felicidad y el buen común

El 5% de las ventas de INFINITE BOX se destina a tres organizaciones: EGEA, dedicada al desarrollo local fomentando el uso de energías renovables y el cuidado del medio ambiente; Volver a casa, que interviene el sistema carcelario conectando a internos con sus familias gracias a la realidad virtual y Liz en el sur, comunidad de ayuda y asesoría a población migrante en Chile.

 

“Imagino el crecimiento sustentable de este emprendimiento a partir de una red articulada de buenas acciones”, afirma Royerliz, explicando que “el motor fundamental de todo esto es el amor; los regalos son una muestra de cariño, de agradecimiento, de felicidad, y algo que no se ha explorado en Chile es el tema de las experiencias”. Si bien ella señala que “nuestro rumbo es hacer del rubro de los regalos un espacio multiplicador de felicidad y de bien común”, finaliza recordando: “es importante que podamos expandir ese sentimiento y, desde un cariñoso detalle como es un obsequio, realizar una acción que beneficie a otros”.